De gatos enormes.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De gatos enormes.

Mensaje por Kyra Stark el Jue Oct 20, 2016 8:33 pm

Año 320/Quinto mes de la primavera/día 14

Lyanna Mormont

Cuatro mujeres y siete hombres me rodearon debajo del follaje. Las mujeres y dos hombres pertenecían al Pueblo Libre. El resto, era una mixtura de los pueblos de Essos, con nombres difíciles de pronunciar. Con sonrisa de satisfacción miraron el cadáver del gatosombra y luego a mí, para saber qué hacer. Le pedí a Grigg sonar su cuerno para avisar a los otros que nos dirigíamos al punto de reunión previamente acordado. Hager, un pies de cuerno y Saan de Tyrosh, ambos sumamente corpulentos, cargaron al animal hasta el claro con suma dificultad, en parte por el peso del animal, en parte por lo escabroso del bosque. Revisé con la vista, poco a poco iban llegando los demás: habíamos salido tres grupos de cazadores, y finalmente, tres grupos de cazadores nos encontramos en el lugar convenido. Mentalmente, dí gracias a los Antiguos Dioses por que todos regresaban a salvo, entre ellos mi hijo Jorah, mi heredero; que participaba en su primera gran cacería. Ser Quentyn Cole, mi espada juramentada, estaba con él y nueve hombres más. Yo dirigía el segundo grupo, y el tercero estaba bajo las órdenes de Ryk Nieve, mi sobrino. Logramos atrapar cinco gatosombras, y dada la ferocidad de estos felinos, declaré exitosa la cacería. Abracé a mi hijo aliviada y con fuerza mientras estampaba un beso en su frente. Y me reí a carcajadas, cuando Jorah dió muestras de incomodidad ante mi gesto de cariño:
- ¡Mamá, ya soy un hombre! ¡Estoy bien-
Los demás rieron socarronamente, y Ryk repuso, dándole un ligero coscorrón:
-¡Oye chico, más respeto a tu madre!
-Déjalo Ryk. Los besos y abrazos que no pueda darle ahora mismo, se los daré en casa- repuse con cariño. Mi hijo estaba creciendo, y yo no debía sobreprotegerlo si quería que se convirtiera en el Señor que la Isla del Oso se merecía. Los Mormont éramos la casa gobernante desde que Rodrik Stark ganó la isla en combate a Loron Greyjoy y nos la entregó. Siglos después, seguimos haciendo honor a nuestro lema: Aquí Aguantamos. Y la dura belleza de nuestro hogar nos moldeó fuertes, resistentes y leales. ” Es nuestro legado” .- pensé con orgullo.
-Mi lady, ¿llevamos a los animales a la curtidoría o los desollamos aquí?- preguntó Dyah.
-Lo llevaremos, Dyah. Allá les sacaremos provecho al máximo. No sólo las pieles, sino los huesos y las uñas para los diferentes artesanos del Pueblo Libre. La carne, para los ghiscari. No se desperdiciará nada.
Ser Quentyn se acercó para sugerir que ya debíamos emprender el regreso. Asentí, y Ryk dio la órden. Si bien el trayecto se nos hizo largo a causa de la carga, permitió que contaramos anécdotas de cacería, unas jocosas y otras llenas de aventura. Mientras escuchaba a Jorah relatar la suya, el corazón me latía con fuerza, pues estuvo en aprietos unas cuantas veces. El niño seguía hablando, feliz, de sus proezas. Una vez más, me alegró contar con el brazo de Cole, hijo de un antiguo miembro de la Compañía Dorada, entrenado como tal y caballero nombrado. Sin que Jorah se percatase, lo libró del peligro, pero sin estorbar el entrenamiento de mi muchacho. Le hice una seña discreta de agradecimiento, la cual correspondió con su característica educación.
-¡Mira mamá, estamos llegando a casa!- exclamó de repente. Sin más, espoleó su caballo para apresurar su llegada a casa. Habitantes curiosos nos salían al paso para observar las enormes bestias, y nos saludaban respetuosamente. Mi eficiente sobrino pasó a encargarse de todo, para permitirme llegar a mi hogar, donde nos esperaban Serena y Lyarra, y sobre todo ponerme al día con los asuntos de mi señorío.





avatar
Kyra Stark

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 20/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De gatos enormes.

Mensaje por Chilango el Miér Oct 26, 2016 7:59 pm

Año 320/ Quinto mes de la primavera /Día 14

Aquí siempre era invierno, días cortos y fríos se sucedían uno tras otro en una cuenta incontable e inexorable. Padre siempre hablaba de días soleados en su juventud en el exilio en Essos, de días nublados y lluviosos con agua tibia que mojaba hasta el paquete mejor envuelto durante la invasión del bastardo Fuegoscuro y de los cálidos días en las tierras de los ríos. Pero aquí, el puto frío calaba continuamente y se metía en los huesos a un punto en que te acostumbrabas a vivir con las piernas entumidas si pasabas mucho tiempo sin moverte. La cacería había sido una buena idea por parte de Lady Mormont para estirar las piernas y hacer que su heredero se fuera curtiendo en estas expediciones para que sepa la valía de sus hombres de confianza, que entienda que su mayor fortaleza no es su apellido sino la responsabilidad que este traía consigo ... una responsabilidad de ganarse el respeto y cariño de sus hombres. La caza había sido fructífera, cinco ejemplares de gato sombra darían carne para la guarnición por al menos un par de semanas.

En mi caso un par de rasguños hechos por la bestia que perseguimos hasta la trampa del foso, en su intento por salir mientras le tiraba la lanza que resultó ser la definitiva para arrancarle la vida a la bestia, me ardían e incomodaban al desmontar. Lady Lyanna encargó a su sobrino de organizar el aprovechamiento de las presas, tras ella avancé con un par de guardias para escoltarla al salón principal donde ya le esperaba la Osa Roja ... su rostro sonrojado por el frío esperaba asombrada a su madre y hermano mientras veía impresionada a la distancia el tamaño de las bestias reclamadas por la partida de cazadores. Tras los saludos habituales de la familia, Lady Lyanna entró al salón en tanto le actualizaban de las noticias de los últimos días.
avatar
Chilango

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 20/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De gatos enormes.

Mensaje por Kyra Stark el Jue Oct 27, 2016 6:37 pm

Año 320/ Quinto mes de primavera/ día 14 al anochecer


Lyanna Mormont


El día fue agotador. Audiencia tras audiencia, y a pesar de la ayuda de Serena, tuvimos que posponer a muchos peticionarios para el día siguiente. Luego de la cena familiar, y de darle las buenas noches a todos, me reuní con el maestre Vorian para revisar la correspondencia con los otros señoríos. Esperaba, como todas las semanas, una carta especial, la de mi padre. Sonreí al ver el pergamino entre todo el legajo de papeles que esperaban pacientemente en la mesa. A través de las letras de mi hermana Munda, me contaba las vivencias en Escudo de Roble, vivencias que yo solía compartir con mi familia durante la cena. Por supuesto, yo le enviaba las de nosotros, y sabía que la reciente cacería en la que participó su nieto le gustaría mucho. Me lo imaginaba diciendo ¡JA! con satisfacción. A pesar de haber perdido la pierna derecha en la Batalla por el Amanecer, no se permitió amargarse. Sentí el impulso de contestar inmediatamente, y el maestre envió el cuervo.
– Mi lady- me dijo Vorian, - todo esto puede esperar a mañana. No hay nada que sea urgente. Id a descansar.
Asentí. Estaba demasiado cansada para atender debidamente cualquier asunto.
–Tenéis razón. Nos veremos mañana, después del desayuno .
Al dirigirme a mis aposentos, advertí sin verlo, a ser Quentyn. El joven estaba tan exhausto como yo, eso era seguro, pero todavía seguía en pié. Le repetí las palabras que el maestre me dijo: – Id a descansar, Ser Quentyn. Mañana será otro día. No tuvo tiempo para contestar, pues Lyarra se abalanzó hacia mí, con entusiasmo.
–Madre, por favor, dime que iremos, dí que sí… Nunca he salido de la Isla, por favor mamá… Dí que sí…
–Ya deberías estar dormida- la reñí con dulzura mientras le guiñaba el ojo. – Además aún no nos han invitado. Si llega cuervo de Desembarco del Rey, te prometo considerar el ir a la boda del Rey.
Sin duda estaba muy entusiasmada, pero yo tenía otras cosas que considerar si íbamos… cosas del pasado, cosas que habían sido enterradas el día que Jon Nieve murió.
avatar
Kyra Stark

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 20/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De gatos enormes.

Mensaje por Chilango el Vie Oct 28, 2016 4:46 pm

Quentyn Cole

La velada había sido igual de aburrida que siempre, escuchar porqueros ambiciosos y quejumbrosos pescadores que esperaban a que sus problemas fueran resueltos por Lady Mormont ... ¿Acaso no podían resolver por si mismos sus pesares? yo había sido obligado a irme de la granja de mis padres por falta de recursos y estos lloricas venían a pedir el favor de su señora ... un pueblo suplicante era un pueblo débil. Hacía horas que había devorado una manzana que Vorian me había obsequiado y ya mi tripa demandaba algo mas abundante y si era posible con caldo caliente.

"Id a descansar Ser ..." fue la voz de mi señora que me hizo salir del letargo para darme cuenta que la pequeña osa había llegado al salón, me incomodaba como siempre y mi cuerpo se tensó al saberla cerca, sus pecas y cabellos rojos me recordaron a la salvaje que "conocí" y me estremecí al escuchar su voz "por favor mamá, dí que sí ..." chiquilla tonta, no se sabía que el rey Rickon fuera a casarse ... Pero cuando Lady Lyanna mencionó "Desembarco del Rey" todo el panorama cambió, ella se refería al rey del sur, el chico que se dice que tiene dragones y reina desde una rivera cálida con abundante comida y vinos en la ciudad amurallada. Ese era en definitiva un viaje que me daría gusto hacer aunque imaginaba que serían meses lo que nos tomaría llegar tan lejos. - Descanse mi Lady, le veré por la mañana. El día había terminado y los músculos me dolían, necesitaría unos días de descanso para reponerme pero siendo espada en esta casa uno tenía mas obligaciones que descansos.
avatar
Chilango

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 20/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De gatos enormes.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.